Permacultura: Vive Sostenible



Vegetales frescos. Pimientos, calabaza y berenjenas
Permacultura

¿Alguna vez has querido cosechar tu propia comida generando un bien al medio ambiente?


La permacultura ofrece un modo de vida sustentable, el cuál te permite cultivar tu comida, nutriendo el suelo que utilizas, ayudando a los animales, plantas e independizándote de la sección de verduras en los supermercados.


Los principios éticos de la permacultura radican en el cuidado de la Tierra, las personas y una repartición justa entre estas dos.


Además de los principios éticos anteriormente mencionados, hay 12 principios dedicados al diseño eficiente para que todos podamos practicar la permacultura:



Huertos y cultivos sustentables

  1. Observar e interactuar: Observando la naturaleza podemos interactuar con ella para obtener una solución que se ajuste a situaciones específicas.

  2. Captar y almacenar energía: Debemos evitar el desperdicio de energía para poder ayudar a generaciones futuras. Para esto, podemos utilizar fuentes de energía renovable.

  3. Obtener rendimiento: Lo producido debe garantizar la supervivencia de la comunidad sin hipotecar su futuro.

  4. Aplicar la autorregulación y aceptar la retroalimentación: Diseñar sistemas autorregulados, reduciendo el esfuerzo necesario para su creación y mantenimiento.

  5. Usar y valorar los servicios y recursos naturales: Hacer el mejor uso posible de la naturaleza para reducir el consumismo y la dependencia en los recursos no renovables.

  6. Deja de producir residuos: Encontrar valor a cada recurso disponible y utilizarlos para integrarlos adecuadamente a los ciclos naturales.

  7. Diseñar desde los patrones hacia los detalles: Observar la naturaleza y la sociedad para solucionar nuestras necesidades desde los diseños.

  8. Integrar más que segregar: Las conexiones entre los elementos son más importantes que los elementos mismos. En la naturaleza se desarrollan relaciones de cooperación entre los elementos que mejoran y se fortalecen en conjunto.

  9. Usar soluciones lentas y pequeñas: Los sistemas lentos y pequeños hacen un mejor uso de los recursos locales y producen mejores resultados.

  10. Usar y valorar la diversidad: La diversidad en el diseño reduce la vulnerabilidad del sistema.

  11. Usar los bordes y valorar lo marginal: En la naturaleza, las relaciones entre tierra, agua y aire permiten intercambios constantes que facilitan la creación de condiciones adecuadas para el desarrollo de la vida.

  12. Usar y responder creativamente al cambio: Se debe observar con atención e intervenir solamente si es necesario, de esta manera el sistema tendrá mejores resultados.

  13. Cumpliendo con estos principios se pueden crear sistemas sustentables que te beneficien a tí y al medio ambiente.


El camino a un mundo sostenible comienza desde casa. ¿Qué esperas para hacer el cambio?




¿Te interesa saber más del conocimiento que queremos polinizar? Date una vuelta por nuestros cursos dando click al botón de abajo.





Referencias:


Holmgren, D. (2002). Principles & pathways beyond sustainability. Holmgren Design Services, Hepburn.


London, S., 2005. Permaculture - A Quiet Revolution :: An Interview with Bill Mollison. [online] Scott.london. Available at: <https://scott.london/interviews/mollison.html>

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo